Hic Et Nunc: la plataforma NFT que desapareció sin razón “aparente”


End of an era. The end of original Hic Et Nunc site. / @OxCreative
End of an era. The end of original Hic Et Nunc site. / @OxCreative

Imagínate que abres el portal digital de tu banco para hacer una transacción cualquiera, y te topas con que el sitio manda el error 404 o Page not found. “Debe ser un error temporal”, te dices, y te das una vuelta por la sucursal más cercana, que también está cerrada sin explicación. Acto seguido revisas las redes sociales del banco en tu celular, para ver si ya hicieron alguna declaración sobre la situación y cuánto va a durar.


Cuando abres el Twitter de la institución bancaria, observas con horror que han puesto un Tweet donde dice: “Banco descontinuado”... en la comunidad de usuarios ya hay rumores de que el dueño sencillamente un día decidió apagar todos los servidores con su llave maestra, quizá para hacer un performance económico internacional, nadie lo sabe. Obviamente, lo primero que te preguntas es qué pasó con tu dinero y si habrá alguna manera de recuperarlo. Cunde el pánico.


Bueno, pues algo similar le pasó hace menos de una semana a los usuarios y artistas del marketplace Hic Et Nunc (HEN). El jueves 11 de noviembre, sin previo aviso, una de las plataformas de NFT más importantes de criptoarte y de crecimiento más acelerado sencillamente fue descontinuada por su creador, el brasileño Rafael Lima, dejando a más de 40,000 usuarios con carteras activas en la incertidumbre.


Regresemos al ejemplo del banco: tú y miles de personas están al borde del infarto porque no saben qué pasó con sus ahorros (igual que los artistas y coleccionistas de HEN que no sabían qué había pasado con sus tokens). Pero ¡oh sorpresa! a los veinte minutos otro banco comienza a avisar que con tu mismo número de cuenta y password puedes acceder a tu dinero desde su plataforma y hacer retiros en sus cajeros y sucursales.


Al parecer, lo importante no era el sitio web ni el banco, porque la información financiera de millones de cuentahabientes no estaba resguardada en un servidor único, sino en un contrato inteligente (smart contract) público, autónomo e inviolable.


Bueno, pues lo mismo con todo el tema de la desaparición de Hic Et Nunc: el smart contract de la cadena NFT´s es independiente del sitio web, y cuando el fundador de HEN decidió retirarse del proyecto, la información de los tokens quedó intacta y sólo fue necesario replicar la lectura del contrato en otro dominio para seguir minteando, comprando y vendiendo criptoarte (sitios “mirrors”).


Obviamente este solo es un ejemplo ilustrativo para explicar un asunto bastante complejo: si todos los servidores de un banco desaparecieran, explotaran o se apagaran por cualquier razón, no habría maner de recuperar la información que respalda nuestro dinero, porque no está descentralizada, pero lo que ocurrió con las obras digitales y los tokens de los usuarios de HEN fue exactamente lo contrario, lo cual representa un parteaguas en la historia de la criptomoneda porque nos demuestra en la práctica y no sólo en la teoría lo seguras y confiable que es realmente la información en redes descentralizadas.


¿Qué es (era) Hic Et Nunc NFT y qué lo hace (hacía) tan especial?


En Luz Viajera ya hemos estado muy pendientes del tema del criptoarte y los NFT´s, por eso, si no terminas de entender muy bien cómo funciona todo este asunto tan relevante para los artistas digitales, te recomendamos mucho que antes de seguir leyendo te des una vuelta por estos dos artículos:


Crypto Arte y NFT´s: ¿El futuro soñado del arte, o una pesadilla capitalista más?

Criptoarte: nuevas posibilidades en fotografía contemporánea, performance y videoarte


Listo, sigamos:

Hic Et Nunc se hizo tremendamente popular entre la comunidad artística en cuestión de semanas después de su lanzamiento en febrero de 2021, por varias razones, entre ellas el hecho de ser el primer marketplace de criptoarte en Tezos (XTZ), una criptomoneda mucho más amigable con el medio ambiente que el Ethereum, y porque sus comisiones de minteo o GAS resultaban significativamente más económicas que las de otras plataformas. Además el contrato inteligente de la web es de código abierto (open source) y está gobernado por su propia DAO (Organización Autónoma Descentralizada).


En menos de dos meses superó en usuarios activos a su competidor principal, Open Sea, en septiembre el Observatorio Blockchain la calificó como una de las cinco mejores plataformas para crear, vender y comprar NFT´s, y ya para octubre estaba siendo votada como el mejor marketplace en los NFT.NYC awards. En total, obtuvo ventas superiores a los $50 millones de USD y logró posicionarse en el número 14 de los marketplaces de NFT´s más importantes.


Las diferencias técnicas con respecto a otros sitios de criptoarte eran importantes. Por ejemplo, Foundation almacena los tokens en una red descentralizada, pero además de ser por invitación, maneja un GAS bastante elevado porque usa Ethereum, lo que significa que no todos los artistas pueden enfrentar los gastos derivados de mintear su obra (es decir, asociarla a un token o NFT para poder venderla). En la otra mano, Open Sea tiene tasas de minteo más accesibles aunque esté en Ethereum, pero es importante revisar el estándar de almacenamiento en el momento del minteo, ya que puede apuntar a un servidor centralizado (porque es más barato) y no a una red descentralizada.


Por su parte, como ya comentamos Hic Et Nunc utilizaba Tezos (1 XTZ= $5.86 USD al día de hoy), una criptomoneda con GAS hasta 99 veces más barato que el Ethereum (1 ETH = $4,526.00 USD) y un estándar de almacenamiento de tokens directo a la red descentralizada. Es decir, garantizaba GAS más económicos sin arriesgar la seguridad de los NFT´s.


Esto significa que los costos entre HEN y Open Sea eran similares, pero si en lugar de HEN hubiera sido Open Sea la plataforma “descontinuada”, muchos de los usuarios y artistas sí hubieran perdido toda la metadata de sus tokens almacenados en servidores centralizados, junto con su valor monetario asociado.


Hic Et Nunc era un proyecto realmente democrático y accesible, y por lo mismo contaba con el apoyo y el cariño de una gran comunidad de artistas, especialmente aquellos radicados en zonas en donde el arte se marginaliza o en las que recibir apoyos para la creación es virtualmente imposible. Sobra decir que albergaba piezas de criptoarte realmente valiosas e innovadoras.


¿Por qué desapareció Hic Et Nunc platform?


Realmente nadie lo sabe, hasta el momento. Inmediatamente de que se descontinuó la plataforma, comenzaron a surgir las especulaciones por parte de la DAO y los intentos de tomar el control y proponer nuevas rutas en redes como Twitter, Reddit y Discord.


Básicamente estaban divididas en dos grandes teorías. Por un lado, parte de la comunidad culpaba de todo a un arranque de ira de su creador, Rafael Lima, a raíz de ciertos comentarios negativos aislados por parte de hipotéticos detractores. Por otro lado, algunos usuarios aseguraban que HEN fue dado de baja justo cuando objkt.com (un marketplace “escaparate” que mostraba y redireccionaba a las colecciones de HEN) comenzó a permitir que se hicieran transacciones en su mismo sitio.


Quizá a Rafael Lima no le gustó que otra web, que hasta el momento le servía para redirigir tráfico, comenzara a vender directamente las obras que se habían alojado en su web. Quizá le pareció una idea fabulosa y decidió que entonces ya no hacía falta HEN. Tal vez todo era parte de un plan maestro para demostrarle a la comunidad lo importante de gestionar sus activos en redes descentralizadas y abrir paso a una nueva y gloriosa era del blockchain en el arte. Sea como sea, poco tiempo después de twittear “discontinued” subió otro tweet con el contrato inteligente del mercado:

KT1RJ6PbjHpwc3M5rw5s2Nbmefwbuwbdxton


En resumidas cuentas, HEN hizo toda una revolución en el mundo del criptoarte, y luego desapareció sin dejar rastro en menos de un año. Aquí puedes ver la colección de Hic et nunc en objkt.com, que obviamente ya está en el primer lugar de “hot collections”.

¿Qué tiene de especial Tezos frente a otras criptomonedas?

Creada por Arthur Breitman, es la primera criptomoneda “auto enfocada” del mundo. Al ser una blockchain descentralizada que permite que todos sus usuarios participen activamente en el desarrollo de la red, tiene una de las estructuras más “democráticas” según sus desarrolladores, aunque no se nos escapa la ironía de que mientras más XTZ posea un usuario, mayor poder de decisión tendrá sobre las actualizaciones de protocolo.

Tezos ya cuenta con más de mil millones de dólares en activo, pero al igual que el resto de las criptomonedas su historia no ha estado libre de controversias y conflictos. Parece que el lugar de alcanzar la meta de su creador de convertirse en “la criptomoneda definitiva”, será un paso más hacia la adopción del blockchain en más contextos y escenarios de mercado.

De acuerdo con Tim Hakki, de decrypt.co, Tezos es un ejemplo de ética limpia y accesible en el mundo del criptoarte, misma que está teniendo una inercia importante en otras cryptocurrencies, por ejemplo, Ethereum promete actualizarse a una versión 2.0 con una menor huella de carbono y tarifas más baratas, y otras monedas como Solana ya cuentan con todas las características de Tezos.

¿Qué aprendimos de la desaparición de Hic et nunc?


1.- Es muy importante almacenar los certificados de los activos digitales de forma descentralizada (No todos los marketplaces tienen un almacenamiento descentralizado).

2.- Los NFT´s o metadata descentralizada duran lo que dure la cadena de blockchain.

3.- Si desaparece un marketplace no pasa nada, es sólo una interfaz replicable de una cadena que no se puede “borrar” (a menos de una semana del incidente, la comunidad ya puede acceder a una réplica de la interface de HEN en https://hen.teztools.io y https://hicetnunc.art/).

4.- La comunidad (DAO) se puede hacer cargo de generar otras interfaces cuando existe un contrato inteligente público.

5.- Es necesario para el artista que se informe bien de todo ésto para que aproveche esta oportunidad, sin miedo ni riesgo.


A raíz de la desaparición de HEN, otros marketplaces con contratos descentralizados comenzaron a tranquilizar a su comunidad con mensajes que aseguraban que, sí alguna vez su sitio web desaparecía, los usuarios de tokens pueden estar tranquilos pues los NFT ́s existirían en tanto exista la cadena de blockchain. Otros sitios que recurren al lazy mint guardaron silencio ante esta perspectiva.


A nivel teórico ya lo sabíamos, pero esto es una demostración más de que la tecnología blockchain es lo más seguro que tenemos hoy en día, y no solo sirve para ofrecer más posibilidades a los artistas (por ejemplo, vender y exponer su obra en más lugares, cobrar una comisión por reventa, etc), también para que los gobiernos puedan hacer elecciones 100% inviolables, o que los bancos en el futuro muy probablemente operaran con tecnología descentralizada.


Aunque avanzan a pasos tan acelerados que “imperios” se levantan y caen en menos de un año, el arte digital y los tokens no fungibles siguen en sus primeras etapas de experimentación y apenas están consolidándose, por lo que es un momento excelente para que artistas digitales como tú comiencen a promover su obra en estos escenarios, pues todo apunta a que seguirá siendo un mercado en crecimiento.


¿Quieres aprender cómo acuñar tokens, vender y comprar arte digital sin riesgo? En Luz Viajera estamos preparando un simulador mediante el cual podrás aprender todo lo que necesitas saber para ingresar con el pie derecho al mundo del criptoarte. ¿Te gustaría formar parte de la experiencia? envíanos un mensaje para considerarte en la lista de espera.




Escrito por Assul Bendeck.


Agradecemos especialmente a Emmanuel Martínez por la revisión del artículo.


Posts Recientes