Criptoarte: nuevas posibilidades en fotografía contemporánea, performance y videoarte

El arte desafía la lógica capitalista y al mismo tiempo encuenta la forma de aprovechar sus reglas: si queremos vender una lata de sopa caducada en miles de dólares, nadie va a comprarla, pero si le tomamos una foto en alta calidad, la serigrafiamos en un lienzo y la envolvemos en el discurso “artístico” correcto, puede valer millones en una galería. ¿Qué tiene que ver esto con el tema de hoy? todo: no podemos perder de vista la subjetividad contextual del arte. Pero ahora sí, comencemos.


Los NFT o Tokens no Fungibles son cadenas de blockchain vinculadas a un contenido o pieza de colección digital (una imagen, un video, un GIF, un sitio web, una simulación, etc) es decir, están a la mitad del camino entre un bitcoin y un certificado de propiedad de los derechos de una obra. Sin embargo, cada uno tiene diferente valor, y poseer el NFT de, por ejemplo, un videoperformance, no impide que otras personas puedan verlo, reproducirlo e incluso modificarlo, pero el “original” es rastreable hasta un único NFT que sólo puede “ser propiedad” de una persona. Quizá el mejor símil que podemos hacer es que un NFT equivale a tener una firma original del autor.


¿Complicado? Sí, pero no más complejo de lo que son las transacciones que hacemos todos los días con nuestras tarjetas de crédito al comprar en internet o al adquirir un café de cadena comercial con los puntos de nuestra tarjeta de lealtad.


Los NFT no existen en el mundo físico, lo mismo que los bitcoins o el etherium, Sin embargo, en este sentido no presentan gran diferencia respecto al dinero que hay guardado en tu cuenta de banco. No es que esa cantidad, grande o pequeña, esté resguardada en alguna bóveda, en forma de billetes o lingotes de oro, esperando a que vayas por ella: el modelo económico del dinero respaldado en físico en realidad dejó de existir hace mucho y la validez de cada centavo que tienen ahorradas las personas depende de factores especulativos altamente complicados. En ese sentido, el NFT es hasta más “simple” en su modelo que el dinero porque la dinámica de oferta y demanda que moldea su valor tiene menos actores involucrados.


Los NFT´s pueden configurarse con ciertas funcionalidades que son muy atractivas para los artistas contemporáneos, por ejemplo, que cada vez que el NFT cambie de dueño, se puede reembolsar un porcentaje de la transacción al autor. Estos tokens también podrían ofrecer algunas soluciones a retos relacionados con el seguimiento de valor, las primas de seguro y la recaudación de derechos.


Cabe mencionar que hay contenidos digitales con más de un NFT asociado, pero generalmente se trata de lotes coleccionables y no tanto de “obras de arte”. Sí, sabemos que esta es una distinción muy ambigua porque al final ¿quién decide lo que es una obra de arte digital y lo que es un simple GIF? pero, viendo el panorama completo, es un criterio exactamente igual de ambiguo, flexible y controvertido que los que han aplicado históricamente al arte en general.


Mientras que para muchos los NFT´s son bromas pesadas de la superficialidad, no solo por el valor exorbitante que pueden llegar a alcanzar, sino por todo el sustrato tecnológico de las obras que sigue en pleno periodo de transición hacia la legitimación “artística”, para otros tiene todo el sentido que el arte contemporáneo aproveche estos nuevos territorios y dinámicas simbólicas de atribución de valor.


Si esta es la primera vez que investigas sobre NFT´s, te recomendamos que antes de continuar con la siguiente sección, le eches un vistazo a nuestro artículo anterior: Crypto Arte y NFT´s: ¿El futuro soñado del arte, o una pesadilla capitalista más?


Los NFT´s y las posibilidades que abren para el performance, el video arte y la fotografía contemporánea


A nivel psicológico, la arquitectura simbólica del NFT réplica en el terreno digital las mismas emociones identitarias y abstracciones de valor que existen en el mundo del coleccionismo, de las subastas en galerías de arte, de la escasez, la exclusividad y el estatus. En buena medida, puede decirse que es una migración natural de la actividad estética humana a las nuevas geografías virtuales que ya forman parte de nuestra vida en muchos otros aspectos. Hasta aquí, todo muy lógico, pero cabe preguntarnos, más allá de su carácter fenomenológico, ¿qué posibilidades, amenazas o cambios representa la cultura del NFT para las nuevas generaciones de artistas?


Ocurre algo muy interesante cuando volteamos a ver a disciplinas como el videoarte, la fotografía contemporánea y el performance, y recordamos cómo las circunstancias sociales y tecnológicas que las envuelven han configurado una lucha por la “legitimidad artística” de estas expresiones que ha durado décadas y que no termina de cristalizarse a su favor. De hecho, la mayor parte de la humanidad piensa en arte y se le viene a la mente la Mona Lisa en el Louvre, pintada hace más de 500 años, y no la pieza de arte digital de Beeple (Mike Winkelmann) que se vendió por 69 Millones de dólares en 2021, convirtiéndose así en la obra de arte digital más cara de la historia.





¿Quiénes son estas personas dispuestas a pagar por NFT´s de piezas que no se pueden guardar en una galería ni presumirse como propiedad exclusiva? ¿Dónde encontrarlas? ¿Cómo esta comunidad define y moldea el valor de cada NFT? ¿Cuándo una pieza digital se convierte en la manzana de la discordia en el medio de los coleccionistas y cuándo pasa completamente desapercibida entre el infinito ruido del mundo virtual?


Los “Marketplaces del arte digital”: Entre galerías de arte contemporáneo y Amazon


Allí donde la criptomoneda sea popular, hay un terreno fértil para que florezcan las galerías de arte NFT y recauden millones de dólares. En estos espacios no solamente la fotografía contemporánea, el video arte y el performance no son discriminados, sino que tienden a ser protagonistas ya que este tipo de expresiones van muy a tono con el entorno ideológico y las funcionalidades técnicas del NFT. Cabe resaltar que estas galerías pueden ser físicas o virtuales, como las obras que exponen.



"So Happy We Met" obra de arte NFT de Magdiel López. Fuente: Artist Uprising

"So Happy We Met" obra de arte NFT de Magdiel López. Fuente: Artist Uprising



En realidad, las galerías NFT no son muy diferentes a las galerías tradicionales, sencillamente están concebidas para cubrir las necesidades de los artistas digitales, especialmente cuando se trata de proteger y legitimar la obra.


Imagina que eres un fotógrafo contemporáneo y tienes una serie de fotografías físicas que quieres digitalizar y poner a la venta. Si lo haces por medio de una galería NFT, puedes quedarte con los originales y poner en subasta sólo los tokens, puedes atribuirle más de un NFT a cada colección (con el riesgo de que disminuya su valor percibido, claro está), puedes vender los originales y quedarte con el NFT, y un largo etc. Lo mismo pasa con obras 3D, pinturas en movimiento y videoarte.


El universo del performance también encuentra posibilidades muy interesantes en los NFT´s y su modelo financiero, por ejemplo subastas digitales en tiempo real a lo largo de todo el performance, con el valor de su NFT determinado por la puja más alta al final del mismo.


Cloud of Petals: una criptoobra de Sara Mehoyas


Bajo la dirección de esta artista, dieciséis colaboradores fotografiaron cien mil pétalos de rosa y usaron las imágenes para mapear un algoritmo de inteligencia artificial capaz de generar pétalos únicos. Este proyecto digital combina foto, videoarte y performance, siendo cada una de sus etapas y productos una obra artística en sí misma susceptible de generar un token NFT. Cada uno de los pétalos impresos respalda una unidad de su propia criptomoneda: el bitchcoin.


Sara Mehoyas combina principios de botánica, entropía cuántica, machine learning, y humor para crear sus obras, y definitivamente es un referente para los artistas multidisciplinarios que no le tienen miedo a crear sus propias reglas.







Carpoolers: de Alejandro Cartagena


Carpoolers es un proyecto de fotografía contemporánea que, desde una cámara colocada en un puente vial, captura imágenes en picada de albañiles y obreros mexicanos que regresan de la jornada en la parte de atrás de un pickup. Como mucho de su trabajo, esta serie busca documentar una realidad social de precariedad y desigualdad económica. Desde el 2011 es uno de los proyectos pioneros en NFT y sus tokens han recibido más de 300 pujas.


Alejandro tiene una tienda virtual en su sitio, pero además parte de su obra se comercializa mediante NFT´s en la plataforma Foundation.






Blue Nostalgia: Ximena Cervantes


La fotógrafa Potosina Ximena Cervantes Díaz @ximecediaz es una de las pioneras en el campo del criptoarte en México. Con más de 10 nfts vendidos hasta el momento, Ximena se mueve como pez en el agua en las distintas plataformas como Foundation, Opensea, Hic et nunc, por mencionar solo algunas. El tema de su fotografía es el autorretrato, sus imágenes combinan distintos ejercicios creativos para lograr atmósferas mágicas.




Para algunos expertos en arte contemporáneo, como Carrie Eldrige, el NFT no es una revolución del arte digital, sino una herramienta que permite marcarlo y seguirlo con indicadores incorruptibles de valor que confirman la escasez de su existencia (la gracia principal de la tecnología blockchain), y esto es justamente lo que le permite comenzar a tener el mismo valor percibido que las obras de arte físicas.


Por esta razón, el NFT podría ser el impulso final que las disciplinas visuales y multimedia del arte contemporáneo necesitaban para posicionarse al nivel del arte tradicional en el imaginario social… también podría ser una burbuja supeditada al riesgo especulativo latente de la criptomoneda, y es algo que no debemos olvidar.


Pero, mientras tanto, nuestra recomendación para todos los artistas digitales en cualquier disciplina es que, mientras dure la locura del NFT, aprovechen para subirse a la ola y sobre todo, para experimentar, divertirse y explorar nuevas identidades artísticas.


¿No sabes por dónde comenzar? Echa un vistazo a estas galerías NFT donde podrías promocionar tu trabajo.


MITO: Primera galería exclusiva para artistas de habla hispana, un gran lugar para comenzar si el inglés te saca ronchas.


Artcrypted Gallery: Galería pionera en arte NFT en México y además es un espacio de capacitación para creadores que quieren familiarizarse con el criptoarte.


AMGalería: No sólo son una galería multidisciplinaria, también brindan servicios de representación y promoción. Actualmente se encuentran buscando artistas latinoamericanos con especialidad en ilustración, animación y fotografía contemporánea.


OpenSea: Básicamente es el Amazon de los NFT. Gigantesca, poderosa y entretenidísima, eso sí, no hay mucha exclusividad aquí.


Sunlight Radio: Una radio galería de obras digitales acompañada de una selección de música digital para disfrutar la experiencia o el “viaje” al máximo. No funciona en sí misma como marketplace NFT, sino que enlaza las distintas obras a su punto de comercialización.


Altered Gallery: Si el arte digital multimedia, los videojuegos, el streaming y la realidad virtual son áreas que te interesan, no puedes dejar de visitar esta galería y mandar tu propuesta.


Estos son solo algunos ejemplos seleccionados, pero recuerda que el boom del NFT sigue al alza y cada día surgen nuevas galerías, así como emprendimientos NFT de galerías físicas consagradas, y son un excelente pretexto para abrir nuevas puertas a tus proyectos de fotografía contemporánea, videoarte y/o performance.


En Luz Viajera somos nativos digitales y por eso todo lo que sea innovación nos vuelve locos. Sin embargo, no perdemos de vista que la columna vertebral del arte, en cualquier categoría, plataforma o medio, es la disciplina, el aprendizaje teórico, la reflexión profunda y el intercambio de ideas y puntos de vista.


Si eres un artista digital, te invitamos a conocer nuestros cursos y nuestra propuesta académica, y si quieres seguir profundizando en el tema de los NFT, echa un vistazo a las fuentes que te dejamos a continuación.


Un fuerte abrazo y ¡nos leemos pronto!


Assul Bendeck.





Fuentes:


https://es.cointelegraph.com/news/art-reimagined-nfts-are-changing-the-collectibles-market

https://es.cointelegraph.com/news/the-dark-side-of-nfts-and-intellectual-property

https://www.bbc.com/mundo/noticias-56502251

https://www.bbc.com/mundo/noticias-56411902

https://www.xataka.com/criptomonedas/que-nft-activos-digitales-que-estan-transformando-coleccionismo-arte-bienes-tangibles-e-intangibles

https://www.xataka.com/criptomonedas/como-defienden-artistas-digitales-que-nfts-van-a-cambiar-arte-moda-contenidos

https://www.bbc.com/mundo/noticias-42323617

https://acrilicofluido.com/arte-digital-criptoarte-nft/

https://www.wired.com/story/nfts-hot-effect-earth-climate/

https://artivive.com/what-is-an-nft/?fbclid=IwAR3WP2qeGJJU3XMrkCXqBvXVtXxOmUj0ztweZP3Vqm0aOhJd2UWuTcdakAI